miércoles, 31 de octubre de 2012

Con el corazón en Argentina



 La bella historia de William Sill paleontólogo norteamericano transita entre el contrabando, la milicia, las misiones mormónicas, la pasión por los fósiles y el amor a una Mujer y una Tierra. Pero su corazón estaba entregado por completo al Valle de la Luna, el lugar donde reposa hoy en día rodeados de fósiles.

William Sill nació en 1937 en Las Vegas, Nevada,  cuando este era un pequeño pueblo en donde  las casas de juego comenzaban a crearse de la mano de los capos de la mafia norteamericana.
William era un joven entusiasta y con determinación quien  se escapa de la escuela para  aprenden a volar un aeroplano,  esto lo llevo a ser contrabandista, proveía de langosta fresca a los paladares gourmet de la nueva sociedad  de Las Vegas. Los vuelos clandestinos a México, llenos de aventura forjaron su espíritu.
Estuvo en el ejercito por 6 años en comandos,  aspiraba a luchar en la guerra de Centro América.
Se recibió de geólogo en la Universidad de Brigham Young, pero no ejercicio de inmediato. Fue misionero de la iglesia de Jesucristo de los santos de los Últimos Días, más conocidos como Mormones. Y  en 1959 con 22 años  llega a la Argentina en una misión religiosa, quizás en esta oportunidad Argentina ya había atraído a su corazón.
 Pero un tiempo más tarde regresa a  San Juan pero no ya como misionero sino como geólogo contratado por YPF, en esta ocasión el amor golpea a su puerta ya que conoce a su compañera de toda su vida, Nélida Salinas Poblete.  con quien se casa.
Tenía todo para ser feliz en el lugar pero por esas cosas de la vida regresa a Estados unidos con su esposa sanjuanina.
 Hace su  doctorado en Harvard en geología y biología  para especializarse  en paleontología de vertebrados. Realiza trabajos de investigación y docencia en Harvard y Yale, como trabajos de campo en Europa, África y Sudamérica.
Luego de 10 años regresa a San Juan como un experimentado paleontólogo, tenía el empeño de explorar los lugares vírgenes que habían maravillado a su maestro Alfred Romer.
Espero 10 años para concretar su anhelo de estar en su lugar en el mundo, ese lugar donde pertenecemos y nos completa, hecho raíces en San Juan, pero todo ese tiempo de espera sus raíces esperaban brotar de su corazón, creciendo día a día. A veces en la vida hay que esperar el tiempo de maduración, para vivir las cosas con la calma necesaria.
Colaboro para la creación del Parque Provincial de Ischisgualasto, en 1971. Y toda su labor dio fruto cuando en 2000 declararon al Parque  Patrimonio de la Humanidad.
Sufría de una lesión en la cadera producto de una caída de una mula, pero esto no lo detuvo en su trabajo, ya que tenía un espíritu muy tenaz.
Durante el periodo de la dictadura, defendió los derechos humanos refugiando y consiguiendo asilo a estudiantes perseguidos por el régimen dictatorial.
En el 2003 William y su esposa se radicaron en Estados Unidos para estar cerca de sus hijos y nietos, pero nunca se olvidó de su amado San Juan, ya que su ultimo deseo antes de morir era que su corazón estuviese enterrado en Ischigualasto.
Esta es una verdadera historia de amor, ni el tiempo ni la muerte pudieron separar a William Sill de Ischigualsto y sus fósiles.  Descasaran juntos toda la eternidad.

Por Paola Echecury

miércoles, 24 de octubre de 2012

Álbum de Campaña IV "Huellas de Jalisco"



 Otra entrega de Álbum de Campaña, en esta ocasión "Huellas de Jalisco" La icnofauna del Neógeno de San Juan de los Lagos, en el Estado de Jalisco, en el centro norte de México, forma parte de la historia de la paleoicnología de vertebrados de México.
Diversidad de formas se han encontrado representadas como aves, camélidos, probiscidio y huellas de félido.
El Dr. Rubén Guzmán Gutiérrez y su equipo trabajaron en los yacimientos del norte de México.
Las huellas proporcionan material de estudio valioso para poder conocer cómo era la vida hace miles de años.
Por Paola Echecury

Para ver video:

lunes, 15 de octubre de 2012

El Hombre detrás de los huesos en Cannes




La Feria de Contenidos Audiovisuales MIPCOM 2012, se realizo entre los días 8 al 12 de octubre en el Palais des Festivals de Cannes Francia.
Es considerada el encuentro más importante de la industria de contenidos de entretenimientos audiovisuales a nivel mundial, y participaron de ellas las principales firmas del sector.
En esta edición unos 13.000 profesionales de la televisión, la industria cinematográfica, y del sector de contenidos digitales, provenientes de 102 países, estuvieron en la Feria.
"El hombre detrás de los huesos" formo parte de los documentales llevados por el Instituto Nacional de Artes Audiovisuales (INCAA).



TITULO:   "El hombre detrás de los huesos"
DIRECTOR:  Paola Echecury
SINOPSIS:
Documental de aproximadamente una hora de duración (52 minutos), en el que se narra la vida de José Fernando Bonaparte. 
Dirigido por Paola Echecury (Saurio Producciones). Cuenta con testimonios de: José Bonaparte, Fernando Novas, Guillermo Rougier, Rodolfo Coria, Zulma Gasparini, Alberto Garrido, Pablo Puerta, Agustín Martinelli, Jorge Blanco y participación de Germán Gasparini.
En la década del 60. La paleontología Sudamericana toma un nuevo rumbo de la mano de José Bonaparte, sus hallazgos son reconocidos a nivel mundial. 
Un hombre que fue más allá de sus propios límites, autodidacta en su formación, perseverante, tenaz y visionario en su trabajo. Una vida dedicada a la búsqueda del conocimiento con anhelos y frustraciones, con dichas y desdichas, con alegrías y culpas. 
Una vida que hoy sigue y seguirá buscando. Dedicado a todas las personas que se ven inspiradas por Bonaparte.
 Por Paola Echecury. 
Para mirar trailer del documental en youtube:
  
English version  The Man behind the bones:
http://www.youtube.com/watch?v=Bs2o2tCaDGE&feature=plcp

miércoles, 10 de octubre de 2012

Prehistoric Peeps. El inicio



En 1905 se da el inicio del cine paleontológico con "Prehistoric Peeps" .
Edward T Reed trabajo inicialmente como pintor de retratos pero pronto se convirtió en un caricaturista e ilustrador. Su serie más popular "Prehistoric Peeps" comenzó a parecer en almanaques en 1893 y 1894.
Edward Tennyson Reed nació en Greenwich, Londres el 27 de marzo de 1860. Era hijo del arquitecto y diputado Cardiff Edward Reed y Rossetta. Edward viajó con su padre a Egipto y el Lejano Oriente. Por recomendación del dibujante Linley Samburne comenzó a colaborar en Punch ( revista de humor satírica 1841-2002) en 1889.
En 1893 aparecieron sus "Peeps" prehistóricos en una serie de almanaques en 1894 se llamaron "Mr. Prehistoric Peeps Punch" y fueron tan popular que se adaptaron para las primeras películas de animación en silencio "Prehistoric Peeps" de 1905.
La película "Prehistoric Peeps" es el primer ejemplo de película del genero dinosaurios, en donde un científico se duerme y sueña que está siendo perseguido por dinosaurios, donde se ven mujeres pechugonas y cuevas. Todo esto antes de ser despertado por su asistente. Sin duda la antesala de los famosos "Picapiedras"
La popularidad de la obra de Reed se debió al buen humor, el tono y la capacidad del artista para obtener excelentes retratos.
Edward Reed murió en Londres el 12 de julio de 1933 después de una larga enfermedad.
Los Dinosaurios llevan instalados en la pantalla grande más de un siglo, e hicieron su debut como icono en los almanaques en 1893. Lamentablemente no hay registro de la película on line, la podrán ver en colecciones privadas.
Los  dinosaurios reinaron en la Tierra por 165 millones de años y en el cine su reinado cumplió 107 años atrayendo espectadores. 

Por Paola Echecury

martes, 2 de octubre de 2012

Un momento mágico con los fósiles



Julia Brenda Desojo es paleontóloga estudia archosauriformes no dinosaurios, que son un grupo de reptiles que vivieron principalmente en el Triásico. Para esto investiga su anatomía, aspectos filogenéticos y  funcionales. El estudio de estos reptiles fósiles permite ver formas de vida que hoy día no existen pero si existieron en un tiempo y espacio determinado y algunos de ellos fueron fósiles guía.
Su interés en la paleontología llego por medio de la Biología con orientación en Zoología especialmente marina y luego decidió pasarse a la paleontología ya que el interés por los fósiles la cautivo.  Empezó a los 26 años en reptiles en arcosaurios y tiene un enfoque anatomista y funcional.  
La participación de las mujeres en las campañas paleontológicas cambio mucho, ya que el rol de la mujer en la sociedad es mucho más activo y esto se traslado a la Ciencia, donde las mujeres ocupan distintos cargos dentro de la paleontología, y cada vez más, van al campo desempeñando distintas tareas. Si bien quizás no tengan la fuerza necesaria para alzar los bochones, trabaja en la coordinación y organización. Este conjunto logra el éxito de la campaña.   
Es un misterio como la mente atesora pequeños momentos únicos, a los que llamamos recuerdos, que por algún motivo especial para cada persona  son irremplazables.  En el caso de Julia recuerda cada campaña como única,  la primera en paleontología en el año 2001 realizada en el Jurásico de Chubut con el equipo de Oliver Rauhut. La campaña de 2004 cuando por primera vez trabajo en yacimientos del Triásico en San Juan.  y quizás la más importante fue la del 2011 cuando puedo dirigir su propia campaña en el Triásico de Talampaya en La Rioja, en donde pudo aplicar todas sus experiencias personales e ideales.  Este año pudo codirigir una campaña en el Triásico de  Marruecos, la cual fue todo una experiencia con una cultura totalmente diferente sobre todo para ella siendo una mujer occidental en una cultura de Medio Oriente.  Era la única mujer en un equipo de ocho, donde los peligros eran mucho mayores como los escorpiones y las condiciones de trabajo eran más extremas.
La paleontología le ha dado muchas satisfacciones, ya que pudo cumplir los objetivos que se fue imponiendo en cada etapa con mucho esfuerzo y labor. Una combinación de naturaleza y aventura, pero siempre hay momentos duros  porque hace mucho calor, no hay agua y la prioridad de esta es para beber, cocinar y lavar los platos.  Donde el glamour y la coquetería dejan de ser importantes, y donde el pánico por los insectos como arañas, escarabajos se ignoran porque está tan enfoca en su labor como investigadora, tratando de explotar al máximo cada minuto que no tiene lugar para ellos. Esto se logra mediante un plan organizado de trabajo, en que cada noche se reparten las tareas, para que cada integrante del equipo sepa que tiene que hacer al día siguiente,  teniendo plasticidad para cualquier cambio eventual, y estar atento a las opiniones de los demás.  Pero por supuesto esta tarea no es nada fácil y se llega al final del día con un gran desgaste físico, el cual sin duda valió la pena.
En las nuevas generaciones de investigadores hay un cambio fundamental, no son paleontólogos todo el día, al menos el caso de Julia, confiesa: "...me encanta la paleo pero no es mi vida, mi vida pasa por otro lado..."
Todo esto se ve reflejado en su filosofía a la hora de supervisar a sus becarios donde transmite que la vida personal es importante, y que pensar 24 hs en paleontología no es garantía de nada. Quizás todo esto lo aprendió de su estadía en Alemania . Una mujer perseverante, a la cual le gusta los desafíos y poder cumplir sus metas. Exigente y de carácter  pero con la humildad necesaria para pedir disculpas si se ha equivocado, tal vez un valor muy poco usado en las personas, el saber reconocer los errores.
Sin duda hay algo que no cambio desde la primera campaña hasta ahora es que siempre se sorprende, que aprende de los fósiles nuevos  y sobre todo que hay que disfrutar el campo.  Porque es el campo, el lugar donde se pueden conectar con uno mismo, donde Julia encontró su momento mágico con los fósiles, lleno de espiritualidad ya sea en los cañadones de Chubut, Talampaya, Marruecos o Sudáfrica. Donde va prospectando,  escuchando música  y mirando el suelo para encontrar fósiles, un momento con ella misma, que lo sigue teniendo y lo seguirá teniendo por muchos años.
Porque es de las pocas personas que logro combinar el simple hecho de vivir con la pasión por  los fósiles, ya que las cosas en la vida no son negro o blanco, en la variedad de grises esta la felicidad, donde el simple hecho de ser persona y tener valores da significado a todo.  Por ese motivo Julia encontró su momento mágico con los fósiles.   

Por Paola Echecury.