lunes, 7 de enero de 2013

Los documentales son la excusa ...



 Fermín Rivera es director de cine y dramaturgo.  Entre sus films están "Pepe Núñez, luthier" y "Huellas y Memoria de Jorge Prelorán" . Ambos con una trayectoria de premios.
Estudió en la Universidad del Cine y egresó de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales y de la Carrera de Dramaturgia de la Escuela Nacional de Arte Dramático. Estudió montaje y estructura dramática con el cineasta Miguel Pérez. Discípulo y colaborador de Jorge Prelorán.
Realizó documentales para Sam Pablo Films y para la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires. Coordinador de spots publicitarios para ONGs de bien público.
Profesor Titular del Instituto Universitario Nacional del Arte .Profesor Adjunto e Investigador de la Universidad de Buenos Aires.
Su interés por el cine comenzó un poco como espectador , pero esa vocación fue creciendo y generándose una necesidad de expresión  que  pudo canalizar en los documentales.
Los documentales le dan la libertad, esa libertad de ser genuino donde se puede plasmar toda su creatividad, donde descubre cada día que es ser documentalista.   Palpando la idiosincrasia del lugar y de su gente,  viviendo dificultades y esperanzas. Comenzando  a entender,   afianzando vínculos , estrechando  lazos,  sintiéndose parte de esa historia. De eso se trata el documental de ir al meollo de las cosas, la esencia,  respetando al lugar y su gente, sin intermediarios.
Recuerda: Como decía Jorge Prelorán uno hace documentales para vivir experiencias, viajar, conocer gente, vagabundear, alejarse de la ciudad. Esas experiencias que son muy enriquecedoras pero la sociedad actual parece que solo se pueden hacer a los 18 años pero yo lo sigo haciendo sólo o con un equipo reducido de filmación.
Su documental "Huellas y Memoria de Jorge Prelorán" llevo varios de años de realización, en donde a fuerza de constancia y voluntad, logro mostrar en profundidad la figura del cineasta.
Conoció al Director en los años 90 cuando estaba filmando una película que quedo trunca. Lo atrajo su energía, su actitud y su sentido del humor.  Y sobre todo la responsabilidad hacia el trabajo.  Logro vivir momentos interesantes con él, que no solo tienen que ver con el cine, sino con la vida misma.
Un día se dio cuenta que tenía un personaje en él para hacer un documental por su filosofía de vida y su historia. Pero según Fermín la película fue solo una excusa para vivir experiencias con él.
Para Fermín el cine es la vida misma y una sala vacía al mismo tiempo,  es una película encantadora que nadie va a ver y un bodrio infernal que la critica vanagloria. Es luchar para sacar un proyecto adelante, es el miedo y la ansiedad del estreno, es embarcarse en un proyecto complicado justo cuando se estaba disfrutando el que acaba de terminar.
Pero que tiene que ver Fermin Rivera como nuestros temas o los intereses del blog respecto a la paleontología, es la persona que me enseño la diferencia entre los documentales comerciales y el documental en sí mismo. En una época admiraba los documentales de las grandes cadenas comerciales de tv y como todos quería hacer eso. Pero en las clases de Fermín aprendí la diferencia, los documentales se hacen con el corazón, y sobre todo a fuerza de pulmón, con el tiempo comprendí que yo también lo hago para vivir momentos y compartir experiencias, quizás de eso se trata de la vida.

Por Paola Echecury



1 comentario:

  1. Muy lindo tus comentarios. Paola. Un beso. Fermin

    ResponderEliminar