martes, 3 de julio de 2012

La Dama del Jurásico



En una época en que el coleccionismo de fósiles esta en boga, como pasatiempo. 
Una mujer fue la más grande descubridora.

Mary Anning nació en 1799, al sur de Inglaterra, en Lyne Regis. Hija de Richard Anning y Mary Moore, el matrimonio tuvo diez hijos de los cuales solo sobrevivieron Joseph y Mary, ya que distintas fatalidades ocurrieron en la familia. Richard de profesión ebanista, completaba los ingresos familiares con la búsqueda y venta de fósiles. En 1810 Richard muere y deja a la familia endeudada, su único legado es el amor por los fósiles.
Mary con tan solo 11 años, se hace cargo del negocio familiar, la peligrosa tarea de la búsqueda de fósiles.  La niña caminaba y se metía debajo de los precipicios para poder tomar los fósiles que se soltaban de las rocas.  Para luego poder venderlos a coleccionistas y la comunidad científica.
Los yacimientos de la costa de Lyme Regis contenían fósiles de jurásico.
A los 12 años recién cumplidos Mary hace un increíble descubrimiento un fósil de 5.2 metros de largo, que parecía ser un animal desconocido hasta el momento. Por aquella hazaña solo gano 27 libras, lo que nadie sabía es que había encontrado su verdadera vocación buscadora de fósiles,  
El animal era un espécimen de ictiosaurio, un reptil marino del Jurásico. Su apariencia similar a un delfín le dio su nombre de "Pez Lagarto" (Ichthyosauria) Pero lo más sorprendente es que el animal estaba prácticamente completo.
El descubrimiento de la niña causo furor en los círculos científicos y toda la sociedad inglesa estaba entusiasmada por poder ver aquel monstruo desconocido. El naturalista William Bullock expuso públicamente el hallazgo en una mansión de Londres y pronto el mundo de la geología y biología se pusieron a investigar que era.

En 1820 el coleccionista de fósiles Thomas Birch  conoció a la familia Anning y quiso ayudarlos en su difícil situación económica, para esto organizo una subasta y vendió todos sus fósiles para donar lo recaudado a la familia.
A partir de 1820, Mary paso a ser la experta anatomista dentro de la familia. entonces Joseph se dedico a la tapicería y dejo el negocio de los fósiles a su hermana.
Cuando tenía 22 años de edad realizo otro descubrimiento importante. Otro reptil marino, el cual se convirtió en tema de debate por su rareza. Un animal de 5 metros de longitud, al año siguiente Mary vuele a encontrar otro fósil de plesiosaurio que estaba en mejor condiciones ya que poseía el cráneo.
El geólogo William Daniel Conybeare escribió el articulo más importante sobre el Plesiosaurio y le dio su nombre, pero nunca menciono que Mary Anning había descubierto el fósil.
Pero sus descubrimientos causaban desconfianza, el naturalista Georges Cuvier, quien era una de las mayores autoridades en anatomía comparada, dudó de la veracidad del fósil y lo examino por sí mismo para comprobar que era un fraude, algo muy común en aquella época. Después de sus estudios Cuvier, llego a la conclusión de que el fósil era legitimo y reconoció haberse equivocado en sus acusaciones. Con esto ella se gano un poco de respeto de la comunidad científica de Londres.
A los 27 años monto su propia tienda de fósiles, geólogos de toda Europa y América concurrían en busca de exóticos descubrimientos. Incluso el rey Federico Augusto II de Sajonia formo parte de su clientela.
Una mujer que fue autodidacta en su formación, devora cualquier libro de paleontología. Diseccionaba peces y sepias para compararlos con los fósiles. Mary era incansable en su pasión por los huesos.
Ella realizo muchos descubrimientos como un ejemplar de Dapedium politum, un pez que vivió en el Triásico y Jurásico. También encontró partes de un esqueleto de un pterosaurio, un reptil volador.  Los moluscos ya extintos Belemnites para los cuales ella tenía una teoría de como se defendían.

Mary Anning hizo muchos aporte a la historia de las Ciencias ya que sus descubrimientos apoyaron la teoría de la extinción de las especies,  en aquella época algunos pensaban que ninguna especie se había  extintinguido. Aunque científicos como Cuvier ya habían comentado que especies como el Mamut habían desaparecido otros  pensaban que estos animales seguían existiendo en otras partes del planeta.  Pero cuando Mary llega con estos animales nadie podía dudarlo ya.
Fue sin duda una de las fundadoras de la paleontología como disciplina, demostrando que se podía estudiar la historia de los seres vivos a través de los fósiles.
A los 47 años de edad murió a causa de un cáncer de mama, para sus dolores  tomaba grandes dosis de láudano. Por envidia, y celos profesionales dijeron que se dedico a la bebida. Es que siempre las personas que marcan un hito en la historia, son salpicadas por la habladurías de las que no tienen capacidad.  Sus descubrimientos fueron fundamentales para la reconstrucción del pasado de la vida.  Al morir científicos e historiadores la borraron de sus libros, ya que según ellos no era apropiado adjudicar tan importante tarea a una mujer y que además era de clase trabajadora.


Tras su muerte su amigo Henry de la Beche, en ese momento presidente de la Sociedad Geológica , escribió un panegírico , tales elogios fueron un honor que solo eran concedidos a miembros de la sociedad y sin embargo fue la primera mujer en recibirlos, casi un siglo después se admitieron mujeres en la Sociedad Geológica de Londres.
Una mujer que supo hacerse camino en un mundo donde los hombres reinaban, por eso Mary Anning es la dama del Jurásico.


  Por Paola Echecury

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada