lunes, 30 de septiembre de 2013

La leyenda de Gideon Mantell



Gideon Mantell nació en 1790 en Lewes, Sussex al sureste de Inglaterra fue aprendiz de cirujano en 1805 y en 1811 recibe su diploma como miembro del Royal College of Surgeons.
Pese a ejercer su profesión de médico nunca olvido a la paleontología, era un naturalista aficionado.
Un joven entusiasta que le atraía las huellas del pasado, disfrutaba de las exploraciones de campo en busca de los cuernos de Amón, ya que así se llamaba a los ammonites es aquella época. 
En 1816 se casa con Mary Ann Woodhouse, quien también comparte su pasión por la naturaleza. 
En 1822 en uno de sus recorrido médicos en el bosque de Tilgate, mientras Gideon atendía al paciente, su esposa recorría el campo.
Un cumulo de piedras llamo la atención de la mujer, en donde se vislumbraba un fragmento muy semejante a un diente. Ese hallazgo se convirtió en la principal actividad de los Mantell.
Ese mismo año Gideon pública el descubrimiento del animal en libro "Los fósiles de South Dows" con más de 360 ilustraciones realizadas por Mary Ann. 
Para saber de qué se trataba el fósil, el médico se dirigió a la máxima autoridad en el tema. el francés Georges Cuvier a quien mostro los fósiles. Pero Mantell sufrió una desilusión ya para Cuvier esto se trataba de un diente de rinoceronte. 

Pero Mantell sostenía que era de un gran reptil, siguió consultando y respuestas negativas.
Con gran determinación viajo al Museo Hunteriano de Londres donde conoció a Samuel Sutchburry quien estudiaba iguanas en América Central. Y este noto enseguida la semanaja entre la dentadura de la iguana y la del animal fósil.
Entonces el reptil descubierto por Mantell  parecía ser una iguana gigantesca, por lo cual bautizo al animal como Iguanodon.  Ante estas pruebas el célebre Cuvier tuvo que cambiar de postura.
Rápidamente Gideon Mantell alcanzo fama en los círculos científicos de la época. En 1834 en Maidstone se hallo un esqueleto de un Iguanodon casi completo, con un diente en el maxilar, las expedición fue llevada a cabo por Bensted, con dificultad Mantell adquirió el fósil por 25 libras esterlinas.
Aunque Richard Owen no había acuñado el término Dinosaurio aun, estas eran las primeras pruebas de que existieron reptiles gigantescos.
Como es natural hubo muchos errores, pensaron que tenía un cuerno en el hocico, el cual era un arma defensiva,  imaginaban a este animal  como una enorme iguana carnívora cuadrúpeda.
Esto está muy alejado de la realidad, ya que es un reptil vegetariano de grandes dimensiones con una doble postura tanto bípeda como cuadrúpeda, el cuerno resulto ser una garra de un pulgar. A estas conclusiones se llego 100 años después de la muerte de Mantell.
En 1838 publico "Las maravillas de la Geología" , pero sus recursos financieros eran tan escasos que tuvo que vender su colección privada al Museo Británico.  En 1841 sufrió un accidente que daño su espina dorsal, a pesar de las dificultades que le causaba trabajar siguió adelante con su labor ya sea en libros científicos como artículos.  En 1852 tras una sobredosis de opio murió en Pimlico.
En el año 2000 en Whiteman's Green se construyo un monumento en conmemoración a sus descubrimientos.
Gideon Mantell un naturalista que lucho por demostrar sus instintos de cazador de huesos, como todo visionario tuvo sus errores pero nunca se desanimo ante las adversidades. Vivió en una época donde el conocimiento deslumbraba, estimulado por la imagen de Mary Anning   se lanzo tras la búsqueda de huesos fósiles.  Gideon Mantell es una leyenda en el mundo de los fósiles.

Por Paola Echecury

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada